Abordaje fisioterápico en el cólico del lactante

LOS CÓLICOS DEL LACTANTE COMO UN PROBLEMA IMPORTANTE EN LOS PRIMEROS MESES DE VIDA DE TU BEBÉ.

¿Qué es el cólico del lactante?

El cólico del lactante es un problema muy frecuente en los bebés sanos durante sus primeros meses de vida. Lo primero que debemos saber es que no es una enfermedad, sino que se trata de un conjunto de síntomas que suelen aparecer entre las 2 semanas y los 4 primeros meses de vida. Según la AEP (Asociación Española de Pediatría) es un síndrome determinado por un grupo de comportamientos en relación con una alteración gastrointestinal, que produce una serie de molestias y que el bebé expresa con el llanto continuo.

 

¿Cómo son los síntomas?

Entre los síntomas que un bebé puede manifestar cuando tiene cólico del lactante se pueden encontrar:

  • Ataques de llanto intenso de inicio repentino,
  • Llanto episódico, más frecuente durante la tarde y la noche, que puede durar entre unos minutos hasta varias horas,
  • Agitación e irritabilidad,
  • Movimientos bruscos de las piernas, flexionándolas sobre el abdomen y cerrando los puños,
  • La cara enrojecida por el esfuerzo y el dolor…

Pero existen más síntomas como pueden ser:

  • Falta de respuesta a estímulos tranquilizantes,
  • Abdomen endurecido,
  • Gases, estreñimiento,
  • Disminución de las horas de sueño…

 

¿Cuál es el origen del cólico del lactante?

La causa del cólico del lactante no se conoce bien, pero se considera que son varios los factores que están implicados:

  • Factor digestivo: inmadurez del intestino, alteración de flora bacteriana, gases, estreñimiento.
  • Factor psicológico: conductas paternas que pueden provocar estrés en el bebé, ambiente hiperestimulador.
  • Factores dietéticos: cada vez hay más niños que tienen una intolerancia/alergia a la proteína de la leche de vaca (caseína) o a la lactosa. Se ha observado que los lactantes afectados a veces mejoran al usar una fórmula láctea especial o al retirar los lácteos de la dieta de la madre que está dando el pecho.

 

¿Cómo actuar?

En primer lugar, consultar al pediatra para que descarte otro tipo de patología. El siguiente paso sería favorecer la expulsión de gases, la deposición y el tránsito intestinal, con el fin de encontrar y trabajar sobre el origen del problema.

 

La fisioterapia ayuda en el tratamiento del cólico del lactante

 

Los lactantes, con mucha frecuencia presentan alteraciones digestivas como el cólico, estreñimiento/diarrea, reflujo gastroesofágico…Se aconseja a los padres que acudan a un fisioterapeuta especializado en pediatría que mediante varias técnicas pueda trabajar todas las esferas corporales que pueden implicar al cólico (no sólo el abdomen). El bebé recibirá un tratamiento integral, que ayudaría a que mejorara la función el mismo.

La fisioterapia pediátrica es una disciplina que puede ayudar mucho al recién nacido en su etapa de lactancia. De una forma natural, suave y no invasiva, el tratamiento manual ayuda a, entre otros efectos positivos, restaurar la normalidad en los movimientos peristálticos del aparato digestivo del bebé, calmando los espasmos.

Lo importante es poder ver la salud desde otro punto de vista. El tratamiento fisioterápico actúa sobre las causas del problema y no sobre los síntomas, obteniendo resultados más eficaces y estables en el tiempo.

 

RECUERDA ACUDIR AL FISIOTERAPEUTA PEDIÁTRICO SI TU BEBÉ TIENE CÓLICOS Y NO PARA DE LLORAR. TE AYUDAREMOS A QUE VUESTRA VIDA SEA MÁS TRANQUILA Y PLACENTERA.


Monika Bania (Col.: 2132)
Fisioterapeuta especialista en técnicas de rehabilitación para pacientes neurológicos.
Formada en Concepto Bobath Infantil.
Fisioterapeuta del Equipo CLPMA e ICTUS Tenerife.