Consecuencias negativas de no respirar por la nariz

Todos sabemos lo importante que es el descanso nocturno para un buen rendimiento escolar al día siguiente. Y no sólo escolar sino también laboral. Muchas veces empezamos la semana cansados porque nuestro descanso no es adecuado a pesar de acostarnos temprano. ¿Porqué ocurre esto?
Si descartamos las digestiones pesadas, periodos de pesadillas nocturnas, acostarse tarde…, si pensamos en una persona que se acuerda pronto y duerme a priori las suficientes horas para levantarse descansado…,¿porqué se levanta o nos levantamos cansados?. Probablemente sufra el “Síndrome del respirador bucal”. Este síndrome se caracteriza porque aquellas personas que lo padecen, no hacen un uso funcional de la nariz para respirar. Puede deberse a presencia de adenoides, problemas de rinitis, colapso nasal…, incluso presencia de hipertrofia amigdalina. Esta es una de las disfunciones con más trascendencia y que tiene como consecuencias:

Maloclusiones dentarias: en anteriores artículos hemos destacado la importancia del trabajo logopédico por parte de un especialista en Terapia Miofuncional, que corrija las alteraciones funcionales que afectan a las malformaciones previas a la colocación de la ortodoncia. Este es un caso claro en el que debería trabajarse la funcionalidad en la respiración nasal, para evitar o corregir estas maloclusiones. En ocasiones una buena exploración, requiere que el paciente acuda al otorrinolaringólogo o alergólogo para tratar aspectos que interfieren en la respiración: ya sea adenoides, rinitis alérgica…

Síndrome de la boca seca: si cogemos un cronómetro y marcamos un minuto durante el cual respiramos por boca, podremos sentir enseguida cómo sentimos boca y garganta seca, se espesa la saliva, nos cambia la voz…, y todo ello se debe a la respiración bucal. La mucosa que cubre las cuerdas vocales, lengua, interior de mejillas… enseguida se ve afectada. Es cierto que las personas mayores son las que más presentan el síndrome debido a la toma de ciertas medicaciones y al descenso del porcentaje de líquido en el cuerpo, al reducir la ingesta de líquidos… Pero en nuestros niños también se da cuando respiran por boca toda la noche.

Mal aliento, caries y enfermedad periodontal: El hecho de dormir con la boca seca y espesar la saliva y reducirla, hace que las bacterias y caries tengan más facilidad para la reproducción. Asimismo en muchas ocasiones se da la halitosis (mal aliento).

Posturas de cabeza, cuello y cuerpo alteradas: este tipo de respiración conlleva a un cambio general en la anatomía y por tanto, no sólo hace que por ejemplo la nariz se verticalice, o que el paladar se convierta en ojival, sino que a su vez, al ser el cuerpo un todo.., hace que aparezcan alteraciones en la postura para compensar esa falta de oxigenación que requieren estas personas.

Asimetría facial: otra de las características es que tienden a masticar sólo por un lado o predominar la masticación unilateral, lo que hace que la cara crezca de manera distinta, provocando un mayor desarrollo de la musculatura facial, ramas mandibulares…

Trastornos del sueño: Al no descansar con una buena oxigenación, el descanso nocturno se ve alterado. En ocasiones pueden aparecer apneas del sueño cuando la obstrucción es muy grave. También puede aparecer insomnio, hipoxigenación…

Bajo rendimiento escolar: si tenemos todos los aspectos mencionados anteriormente, ¿cómo nos sentiremos al levantarnos por la mañana? Evidentemente cansados, con cuerpo de no haber dormido las horas que realmente hemos estado tumbados. Vamos al trabajo o van nuestros pequeños y pequeñas al colegio, y el rendimiento va bajando. En ocasiones el bajo rendimiento se refleja en problemas de aprendizaje, dificultades de atención…

Apariencia: físicamente son personas que se caracterizan normalmente por tener una cara alargada (biotipo dólicofacial), paladar ojival o estrecho, bolsas subpalpebrales (ojeras), narinas verticalizadas (nariz respingona).., en ocasiones las maloclusiones se caracterizan por tener de perfil el mentón retraído (retrognatia – distooclusión II)…

Normalmente estos casos llegan a consulta porque presentan una malformación en la arcada dentaria que requiere intervención logopédica previa a la colocación de ortodoncia. En la exploración, una de las funciones que se debe evaluar siempre es la respiratoria, y en caso de estar afectada deberá remitirse al especialista que se considere oportuno e intervenir logopédicamente.

 

RECUERDA: La respiración bucal puede conllevar múltiples alteraciones. Acude a un logopeda especializado en terapia miofuncional que realice una adecuada evaluación, diagnóstico e intervención.


Mª Macarena Álvarez Hernández

(Psicóloga – Logopeda – Maestra)