La aventura de ser zurdo

escritura-aprendizaje¿Conoces a muchas personas zurdas? ¿Conoces a algún niñ@ que lo sea?

Es posible que conozcas a varios, y aunque ninguno notamos una diferencia importante entre diestros y zurdos, ser zurdo es una condición que tiene una única desventaja importante: “Vivimos en un mundo diseñado por y para diestros”.

Aunque partimos de la base de que ser zurdo no es ningún problema, si es cierto que las personas zurdas pueden encontrarse con alguna dificultad para realizar tareas cotidianas, y tratándose del caso de niños es importante saber a qué se enfrenta nuestro hij@ en su día a día y cómo ayudarle. Por ello vamos a resolver algunas dudas que pueden guiarnos:

¿A qué edad puedo saber si mi hijo es zurdo?

Los niñ@s que son zurdos, lo son desde el nacimiento. Muchos padres observan alrededor de los 7 u 8 meses que sus bebés empiezan a realizar más acciones o intentan coger objetos con una mano más que con la otra, pero estas señales no son definitivas. Es entorno a los 5 años cuando podríamos hablar de dominancia o preferencia en la lateralidad, antes no es adecuado, ya que está en pleno proceso de madurez.

El cerebro de un niño está en continuo desarrollo, por lo que muchas veces irán alternando el uso de una mano u otra para realizar la misma actividad, y no sólo la mano.., ocurre lo mismo con el pie, ojos… Esta alternancia no debe preocupar a los padres, salvo que se detecten durante el desarrollo dificultades de aprendizaje. En este caso, deberían acudir al especialista que determine qué dificultades presenta y la posible causa.

¿Por qué ser zurdo puede traer dificultades?

Como indicábamos al principio, nuestro mundo y las herramientas que utilizamos está diseñadas en su mayoría para personas zurdas, y aunque esto intenta solventarse cada vez más con diseños adaptados para zurdos, parece que en muchos casos se ignore esta problemática y se dé por hecho que deben adaptarse, dificultando a veces así el aprendizaje o el desarrollo de tareas rutinarias:niño zurdo

  • El simple uso de unas tijeras para realizar manualidades en el colegio puede resultar complicado para un niñ@ zurdo por la forma en que estas están diseñadas, adaptadas a la forma de coger la tijera con la mano derecha.
  • Otra dificultad a veces inapreciable es el uso de libretas o carpetas con anillas que entorpecen la escritura al no poder apoyar el brazo correctamente.
  • Aunque los ordenadores vienen ya provistos de software para cambiar la configuración del ratón intercambiando la función de sus botones (facilitando así su uso), no podemos cambiar la posición de las teclas del teclado, por lo que a no ser que adquiramos un teclado específico para zurdos, en los colegios y puestos de trabajo deberán adaptarse al uso del teclado para diestros.
  • Usar un abrelatas.
  • Complicación para usar mandos de consolas y juegos…

Como podemos ver, las dificultades son mínimas y cada vez menos puesto que en casi todos los casos podemos sustituir los elementos (libretas sin anillas, tijeras adaptadas, teclados especiales..,) por otros adaptados para personas zurdas. Además, afortunadamente hoy en día han desaparecido creencias de origen religioso que hacían que padres y profesores “obligaran” a los niños a ser diestros cuando no lo eran. Esto derivaba en dificultades de aprendizaje importantes.

Ante esto recuerda: Deja que el niño o niña desarrolle su lateralidad libremente. Con el tiempo veremos si es zurdo, diestro o ambidiestro, pues hay quien utiliza indistintamente ambos lados sin que ello repercuta en la adquisición de sus aprendizajes. Pero siempre… lo adquiere libremente, nunca de manera forzada.


Mª Macarena Álvarez Hernández

(Psicóloga – Logopeda – Maestra)