Ortodoncia y Logopedia: amor inseparable

No es la primera vez que tratamos el tema de la importancia de un tratamiento logopédico que vaya de la mano de una ortodoncia apropiada, pero queremos insistir en el tema, ya que cada vez nos llegan más pacientes con recidiva. Tenemos en nuestros centros pacientes que han pasado hasta por tres procesos ortodóncicos, sin entender hasta hace relativamente poco, porqué sus dientes se vuelven a descolocar.

Por suerte, cada vez son más los odontólogos que son conscientes de la importancia de una valoración y tratamiento logopédico por parte de un especialista en Terapia Miofuncional, previo a la colocación de la ortodoncia.

Por desgracia sigue habiendo profesionales que confían en colocar dispositivos tras los incisivos superiores (los conocidos como “pinchos”), para que la lengua al empujar al tragar se moleste y se retraiga, pero… independientemente de estudios y demás… nos debemos hacer la siguiente pregunta: “Cuando nos quitan una pieza.., ¿dónde se posiciona la lengua? ¿hacia dónde tiende a irse?, ¿se aleja de ese espacio o por el contrario va a tocar donde nos han extraído la pieza?”. La respuesta es muy clara: la lengua va al hueco. La lengua es muy juguetona y por ello busca cualquier estímulo que haya en la boca, y mucho más esos dispositivos que se colocan tras los incisivos y los cuales, a la mayor parte de las lenguas, lejos de evitar que se acerquen, fomentan que tiendan a adelantarse, tocar y jugar con los mismos. De hecho, al retirarlos, siempre la lengua busca ese estímulo que estaba y que ya ha desaparecido, con lo que de nuevo, volvemos a tener una lengua adelantada que empuja los dientes, favoreciendo alteración en la deglución.

Como especialista en Terapia Miofuncional, consideramos que la logopedia y la ortodoncia deben de ir de la mano. Si tenemos en cuenta que le lengua presenta una fuerza de aproximadamente medio kilo cada vez que tragamos, ¿entendemos ahora porqué un periodo de una ortodoncia se alarga?. Si los braquets pretenden cerrar una mordida, pero la lengua empuja fomentando que se abra…la duración del tiempo que un paciente debe llevar la ortodoncia se alarga. Y el motivo claro la alteración en la deglución.

Si cada vez que tuvieran que colocar una ortodoncia se incluye en dicho estudio, una valoración logopédica basada en la terapia miofuncional, no sólo se acortarían los tiempos de llevar la misma, sino lo que es más importante: nos aseguraríamos que no hay recidiva, el paciente queda contento y en el tiempo adecuado, incluso a veces menos, pero nunca más del previsto.

ORTODONCISTA Y LOGOPEDA DEBEN IR DE LA MANO PARA CORREGIR POSIBLES ALTERACIONES DE LA DEGLUCIÓN Y OBTENER BUENOS RESULTADOS CON LA ORTODONCIA. CONSULTA A UN LOGOPEDA ESPECIALISTA EN TERAPIA MIOFUNCIONAL SI TIENES DUDAS.


Mª Macarena Álvarez Hernández

Logopeda-Psicóloga-Maestra

(Especialista en Terapia Miofuncional)

(Directora y Logopeda del C.L.P.M.A.)

Col.: T-3210