Problemas de voz en aumento… ¿qué hacer?

Con la pandemia y el uso de las mascarillas, el sobreesfuerzo vocal en muchos casos es evidente. Asimismo el hecho de no poder o querer bajar la mascarilla para beber agua cuando  hay otras personas presentes, hace que las cuerdas vocales se resientan y aparezcan las primeras disfonías que pueden ser de origen funcional al comienzo, pero que se pueden convertir en orgánicas cuando contamos con una patología en una o ambas cuerdas vocales.

Lo primero que debemos hacer cuando nuestra disfonía persiste más allá de una semana, seamos niños o adultos, es acudir a un médico especialista en otorrinolaringología o, en su defecto acudir a un logopeda especialista en terapia vocal, que se encargará de hacer una valoración y decidir si se puede comenzar la intervención, en función del historial del paciente, o es totalmente imprescindible acudir al otorrinolaringólogo para que realice valoración objetiva y diagnóstico.

Teniendo claro que es fundamental acudir a los especialistas mencionados anteriormente, podemos recomendar hidratar las cuerdas vocales de diferentes maneras:

  Moja una gasa perforada en agua y colócala bajo tu nariz. Toma aire suavemente dejando que entre el agua. Haz esto varios minutos, mojando nuevamente la gasa cada vez que sientas que se seca. Haz esto 3 veces al día. Al terminar, suena bien un lado de la nariz y luego otro.

  Si sientes que tus cuerdas vocales están inflamadas y necesitas relajar y desinflamar, lo mejor es el calor. Para ello te aconsejamos hacer vahos de manzanilla amarga en flor y tomillo. Toma medio litro de agua y ponlo a hervir. Una vez hirviendo pon dos cucharadas soperas de manzanilla amarga y dos de tomillo. Toma el vaho el tiempo que dure el calor.

  • En el caso de los niños y niñas requieren supervisión por parte del adulto en todo momento, ya que hay riesgo de quemaduras si se derrama el agua.
  • Recomendamos utilizar el dispositivo RESPIRATOR de venta en farmacias, ya que es cómodo, seguro, y aprovecha al máximo el calor del vaho.
  • Pueden y deben hablar mientras se hace el vaho, e incluso cantar si la voz no está muy afectada.
  • Importantísimo!!! Al comprar la manzanilla debe poner en el envase “amarga”, ya que muchas veces nos indican que la manzanilla de mahon es la misma, y esto no es así, pues las propiedades no tienen que ver una con la otra.
  • Aunque puedes hacer los vahos 2 o 3 veces al día, siempre por la noche justo antes de ir a dormir, ayuda a relajar en general porque deja incluso un buen olor en la habitación.

Recuerda: «La herramienta de comunicación en general es la voz y debemos cuidar las cuerdas vocales, especialmente en estos momentos de uso de mascarillas. Hidrátate y consulta a tu especialista para prevenir y/o intervenir, evitando la generación de patología vocal».


M.ª Macarena Álvarez Hdez.
Logopeda-Psicóloga-Maestra
Directora del C.L.P.M.A.
Col.: T3210 y Col.: 38/0009