Problemas mentales en jóvenes tras estado de alarma por covid

Hace ya más de un año desde que empezamos a vivir de primera mano qué se siente al estar encerrados en nuestras casas y dejar apartada nuestra vida.

Aunque con el paso del tiempo hemos podido volver a la calle, las restricciones: uso de mascarilla, pérdidas de trabajo, limitaciones sociales…, han hecho mella en la sociedad.

Solemos pensar que son los que cuentan con familia a cargo los que más perjudicados se ven, y en parte, la incertidumbre ante poder o no poder mantener la situación precovid general ansiedad, estrés y angustia que se  manifiesta con cambios de carácter, discusiones familiares, adicciones…, pero nos olvidamos muchas veces de los adolescentes. ¿Qué pasa con ellos?

Es cierto que escuchamos todos los fines de semana, cómo se desmantelan fiestas en las que no se cumple la norma y que estas fiestas suelen estar repletas de jóvenes. Sin embargo, no se habla tanto de qué está pasando con los chicos y chicas adolescentes que están respetando la norma, que se quedan en casa y tienen pocos contactos sociales demostrando ser responsables y haciendo caso a las normas de casa.

En las interacciones entre iguales, normalmente se desahogan contando cómo se sienten, qué problemas tienen en casa, qué quieren hacer con sus vidas, qué chicos o chicas les gustan…, pero actualmente al no haber tantas relaciones interpersonales, la afectación emocional de nuestros jóvenes es grave y se pone día a día de manifiesto. De hecho una reciente noticia del Hospital materno infantil de Gran Canaria, indica que se han triplicado los casos de menores de 15 años con trastorno mental, aumentando en 2020 un 174% en relación al año anterior.

Por todo ello, debemos intentar ponernos como padres y madres en el lugar de nuestros hijos e hijas. Debemos acercarnos más a ellos y conocer cuáles son sus incertidumbres, sus intereses y preocupaciones.., y tomar medidas a tiempo para evitar casos como intentos de suicidio, adicciones a videojuegos o a redes sociales…, pidiendo ayuda un psicólogo que pueda estudiar el caso y aportar pautas específicas ya que, es fundamental tener en cuenta que:

LAS PAUTAS QUE SIRVEN PARA UNOS NO SIRVEN PARA OTROS. CADA PERSONA ES UN MUNDO Y COMO TAL SE DEBE ESTUDIAR Y APORTAR PAUTAS CONCRETAS Y ÚTILES.


Mª Macarena Álvarez Hdez.
Logopeda-Psicóloga-Maestra
Directora del C.L.P.M.A.
Col.:T-3210